admin

18Ene

Más de 450 toneladas de envases recolectados.

Por EVARISTO RUBENS

Más de 450 toneladas de recipientes vacíos triple lavado ha recolectado y enviado a reciclar el programa de manejo de envases plásticos vacíos Campo Limpio, que ejecuta la Asociación de Fabricantes, Representantes e Importadores de Productos para la Protección de Cultivos (Afipa).

Al dar la información, el nuevo presidente de Afipa, Julio Lee, señaló q ue esa entidad ha capacitado a más de 25 mil agricultores, estudiantes de agronomía, médicos, técnicos y otros interesados en uso responsable de productos para la protección de cultivos. Lee, quien sustituyó en el cargo a Henry Monsanto, dijo que las capacitaciones ofrecidas el año pasado incluyeron a más de 5 mil personas, entre ellas amas de casa, aplicadores de productos, almacenistas y estudiantes. El nuevo presidente de Afipa hizo un recuento de las actividades de esa organización durante el año 2015 en el tradicional encuentro anual, al que asistieron sus miembros, autoridades e invitados especiales.

Señaló que el año pasado, con la ejecución del programa Campo Limpio retiraron del campo más de 60 toneladas de envases vacíos, cuyo destino final fue el reciclaje, alcanzando un total de más de 450 toneladas en los últimos 12 años.

Al encuentro asistieron como invitados, los viceministros de Agricultura y Medio Ambiente, Leandro Mercedes y José Alarcón; el representante en el país del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa), Guido Gómez; el subadministrador del Banco Agrícola, Rafael Medina, y el senador Amílcar Romero, así como ejecutivos y representantes de las empresas miembros de Afipa, como Marcial Najri, Isabel Abreu y Henry Monsanto, de Ferquido; Fernando Viyella y Luis Ávila, de Fersan; Vincent Gall y Martha Gómez, de Syngenta; Ramón Castillo y Jéssica Castillo, de Calosa; Leonary Peralta, de Duwest; José Arismendy García, de J. A. García; Junio Suárez, de J.C.M. Agrícola; José Silvestre, de Max Caribe, y Fernando Mancebo, de Bayer.

Además asistieron al encuentro Luis E. Pelletier, director ejecutivo de Afipa; y Wander Díaz y Erika Sosa, técnico y administrativa

18Ene

Larvicida por temor a microcefalia

EFE

Sao Paulo

El estado brasileño de Río Grande do Sul, fronterizo con Argentina y Uruguay, ha suspendido el uso del larvicida Pyriproxyfen, utilizado en el agua para combatir la proliferación del mosquito Aedes aegypti, por temor a que esté relacionado con la microcefalia, informó hoy el Gobierno regional.

En un comunicado, el Gobierno de Río Grande do Sul (sur) informó de que “la suspensión ya fue comunicada a las 19 Coordinaciones Regionales de Salud, que a su vez deberán informar a los respectivos servicios de Vigilancia Municipal” de todas las ciudades del estado.

La determinación se tomó después de que un grupo de médicos de la organización Physicians in the Crop-Sprayed Towns, con sede en Argentina, y de la Asociación Brasileña de Salud Colectiva (Abrasco) cuestionaron si el larvicida tenía relación con los casos de microcefalia.

Hasta ahora científicos brasileños habían asociado el aumento de casos de microcefalia con el virus del Zika, que el igual que el dengue y el chikunguña son transmitidos por el Aedes aegypti.

Pero hoy el secretario de Salud de Río Grande do Sul, João Gabbardo, señaló que, pese a no estar comprobada la relación entre el larvicida y la microcefalia, la sola “sospecha” les ha llevado a decidir la “suspensión” del uso de ese tipo de insecticida.

“No podemos correr ese riesgo”, aseveró Gabbardo.

En respuesta, el ministro de Salud, Marcelo Castro, dijo que el larvicida suministrado por su cartera no representa peligro para la población.

“Eso es un rumor que carece de lógica y sentido. No tiene ningún fundamento. Es (el larvicida) aprobado por la Anvisa (Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria) y usado en el mundo entero. El Pyriproxyfen es reconocido por todas las agencias de regulación del mundo entero”, declaró Castro a periodistas en Salvador (nordeste).

En un comunicado, la empresa Sumitomo Chemical, fabricante del larvicida, señaló que “no existe ninguna base científica para tal afirmación” y recordó que el producto en cuestión tiene la aprobación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde 2004 y de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos desde 2001.

Según la OMS y esa agencia norteamericana, resaltó la fabricante, el larvicida “no es mutagénico, no es genotóxico, no es carcinógeno ni teratogénico” y, además, fue “sometido a rigurosos test toxicológicos que no demuestran efectos sobre la reproducción y el sistema nervioso”.

El Ministerio de Salud, en una nota de prensa, reconoció la autonomía del Gobierno regional para usar o no los insecticidas y larvicidas suministrados, pero aclaró que el Pyriproxifen tiene el respaldo de los órganos reguladores mundiales.

“Al contrario de la relación entre el virus del Zika y la microcefalia, que ya tuvo confirmación en exámenes que comprobaron la presencia del virus en muestras de sangre, tejidos y líquido amniótico, la asociación entre el uso de Pyriproxifen y la microcefalia no posé bases científicas”, insistió.

16Oct

Día mundial de la alimentación.

El día domingo 16 de octubre – Día Mundial de la Alimentación – es la oportunidad para que reflexiones sobre los desafíos globales que tiene la agricultura:

– Cambio Climático

– Ciencia y Tecnología

– Demanda de Alimentos

– Desperdicio de Alimentos

– Consumo Responsable

Para el año 2050 seremos 9,3 billones de personas que alimentar y para ello se requerirá de un 50 a un 60 por cientomás de producción de alimentos, de los cuales el 85 por ciento serán suministrados por la agricultura, lo cual implica un desafío que requerirá ciencia, tecnología e innovación.

En las redes sociales de CropLife Latin America podrás encontrar contenido para compartir y viralizar durante todo el mes de octubre.

08Ago

No resisten libre arancel DR-Cafta.

Por MAYELIN ACOSTA GUZMÁN

República Dominicana debe reconocer que no será competitiva en la producción de arroz, habichuela, ajo, cebolla, papa, pollo, cerdo y leche, ocho rubros sensibles a la desgravación arancelaria del tratado de libre comercio firmado por el país con Estados Unidos y Centroamérica (DR-Cafta).

Así lo afirmaron los directivos de la Asociación de Fabricantes, Representantes e Importadores de Productos para la Protección de Cultivos (Afipa), quienes instaron a las autoridades y a los sectores productivos a estudiar una estrategia con los rubros que tienen amenazas con las importaciones sin arancel por este tratado comercial.

Julio Lee, presidente; Ramón Castillo Lachapelle, vicepresidente, y Luis Pelletier, director ejecutivo de AFIPA, al participar en el Encuentro Económico de Hoy, llamaron a orientar a los productores para migrar a los rubros con oportunidades y que no son una amenaza ante la liberación de aranceles en 2025.

Indicaron que todos los productos que están siendo protegidos se podrán importar libres de aranceles

Castillo mencionó entre estos las plantas forestales, plantas ornamentales, cultivos con procesos como cigarros y ron, condimentos como bija, pimienta; frutales como mango, aguacate, melón, entre otros; vegetales orientales y vegetales en general.

Además, los cultivos orgánicos como banano, café, cacao, coco, azúcar, miel; y los cultivos industriales como alcohol de caña, yautía, ñame, etc; mariscos y pescados cultivados.

Resaltó que hay cultivos que no tienen futuro y se debe ser sincero, pues el país no será competitivo nunca en estos tras la liberación de los aranceles.

“Se trata de manejar una ilusión pensando que con la liberación total de aranceles el país seguirá siendo competitivo en esos rubros. Al país se le abren otras oportunidades y debe aprovecharlo. Y esa tierra debe ser utilizada para sembrar otras cosas y pensar como país, un gran problema que tenemos”, expresó.

Afirmó que República Dominicana nunca va a competir en arroz con Estados Unidos, así como México no pudo competir con ese país en maíz y en el primer año del acuerdo Nafta aumentó la importación de este producto 300 por ciento. “Si no se puede competir debemos buscarle una solución y no esperar que venga el golpe y nos arrolle”, dijo.

Mencionó, además, que en Costa Rica y Nicaragua se cayó la producción agrícola con la liberación de los aranceles y se tiró a la calle todo el arroz que habían producido los productores y tuvieron que emigrar de producto.

Explicó que Estados Unido tiene un subsidio para el sector agrícola, así como una economía de escala y productores con gran cantidad de tierras, condiciones que no tienen los productores locales.

Indicó que los pequeños productores nacionales son los que más sufrirán por el acuerdo.

En ese sentido, Lee resaltó que solo quedarán los productores más grandes, más eficientes y los más tecnificados. Mientras Castillo llamó al Gobierno a idear una estrategia ya, pues se está haciendo tarde

08Ago

AFIPA aboga por programas de investigación

Por UBALDO GUZMÁN MOLINA

Los directivos de la Asociación de Fabricantes, Representantes e Importadores de Productos para la Protección de Cultivos (Afipa) demandaron desarrollar programas de investigación aplicada y de transferencia tecnológica, focalizándose en cultivos con oportunidades de productividad y rentabilidad.

Al participar en el Encuentro Económico de Hoy, Julio Lee, presidente; Ramón Castillo Lachapelle, vicepresidente, y Luis Pelletier, director ejecutivo de la entidad, señalaron que el sector agropecuario tiene grandes oportunidades frente a los acuerdos de libre comercio, sobre todo del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos (DR-Cafta), pero debe fortalecer varias áreas para no salir perjudicado.

Recordaron que el sector agropecuario tiene un 6.4 porciento de la participación del producto interno bruto (PIB), pese a las grandes limitaciones por minifundio y tenencia de la tierra, baja escolaridad, pobre financiamiento y baja tecnología productiva.

Para encarar las amenazas del sector, plantearon mejorar las condiciones laborales de los técnicos e investigadores para lograr su motivación y el relevo generacional.

Propusieron establecer un nuevo perfil para el profesional agrícola con los politécnicos y universidades, así como crear alianzas educativas entre el Gobierno, productores y centros educativos.

Favorecieron que se impulsen los cultivos con oportunidades en productividad y rentabilidad, como son plantas forestales, ornamentales, pimienta, mango, aguacate, melón, vegetales orientales y cultivos orgánicos de banano, café y cacao.

Resaltaron la importancia de que el país establezca acuerdos de distribución con las grandes cadenas, como Wall Mart, Public, Hunts Point, Dole y Delmonte, a fin de tener una política agraria dirigida a los mercados.

Los directivos de Afipa abogaron por impulsar programas de reforestación en los que se incentive y se desarrolle como una gran industria, impulsando cultivos como café y cacao para captación y almacenamiento de agua y conservación de suelos.

Propusieron que se promueve un gran pacto silvoagropecuario que impulse a todo el sector, tal como hizo en educación y se está haciendo en el sector eléctrico.
Consideraron que la firma de ese pacto incrementaría la participación del sector en el producto interno bruto (PIB).

Afipa agrupa a 16 empresas que venden pesticidas, plaguicidas y productos fitosanitarios, los cuales son importados de Estados Unidos, Alemania y China, entre otros países.

Como parte de su política de responsabilidad social, Afipa desarrolla los programas CuidAgro y Campo Limpio, destinados a la capacitación sobre el uso responsable de los productos para la protección de cultivos, la promoción del triple lavado y la recolección de envases.

A través de CuidAgro, Afipa ha capacitado a más de 20,000 personas en la última década, sobre todo a agricultores y médicos.

El programa Campo Limpio ha permitido la recolección y enviado a reciclar a más de 400 toneladas de recipientes vacíos, señalaron.

Sostuvieron que la industria de los agroquímicos trata de buscar mayor producción y eficiencia en los productores para abaratar los costos.

En cuanto a la agricultura orgánica, el presidente de Afipa, Julio Lee, consideró que los cultivos deben tener protección vegetal, aunque no usen agroquímicos.

Criticó que muchos agricultores usan mal los productos agroquímicos, lo que provoca problemas de resistencia a las plagas, crecimiento de las enfermedades y pérdida de cosechas.

Señaló que están en período de prueba semillas resistentes a la sequía e inundaciones para convertir tierras productivas en aptas para la agricultura.

El director ejecutivo de la entidad, Luis Pelletier, dijo que existen plaguicidas que combinan una gran efectividad biológica con un perfil amigable con el medio ambiente.

Resalta que Afipa representa en el país a CropLive Latin American, que reúne a los fabricantes e invierte US$5,000 millones al año en investigaciones y que anualmente lanza al mercado quince productos nuevos.

26Jul

AFIPA sugiere transformar sector.

Por EVARISTO RUBENS

La Asociación de Fabricantes, Representantes e Importadores de Productos para la Protección de Cultivos (Afipa) consideró que el sector agropecuario debe ser transformado para adecuarlo a las necesidades del mercado mundial y evitar el colapso bajo las condiciones en que está el país.

Ramón Castillo, vicepresidente de Afipa, propuso para esa transformación un gran pacto del sector agropecuario, con la participación de los productores y las autoridades, en el que acuerden trabajar por la seguridad agroalimentaria y la competitividad local.

Dijo que para lograr la transformación se deben poner a trabajar en la misma dirección a todas las instituciones del sector, sin duplicidad de acciones y con miras a la competitividad y rentabilidad frente a los acuerdos de libre comercio.
Afirmó que Afipa está en la disposición de participar junto a las autoridades y a las organizaciones de productores en la reforma del sector para lograr una agricultura más productiva, rentable y evitar su colapso.

Indicó que dentro de nueve años el mercado nacional quedará abierto y libre de aranceles a todas las importaciones de productos agropecuarios y otras mercancías que están en el Tratado de Libre Comercio firmado por el país con Estados Unidos y Centroamérica (DR-Cafta).

Señaló que es bueno aclarar que la apertura de los mercados debe ser de doble vía, en la que República Dominicana importe, pero que pueda exportar.

Castillo manifestó que el país debe analizar la productividad y rentabilidad de arroz, leche, ajo, cebolla, tomate industrial, papa, habichuela, café, cacao y tabaco, para determinar sus oportunidades futuras.

“Hemos visto como se ha venido reduciendo el Producto Interno Bruto del sector agropecuario en los últimos años, sin que se implementen medidas de corrección”, dijo el vicepresidente de Afipa, quien sugiere reformar el sector agropecuario.
Agregó que además la participación del país en el nivel de competitividad agropecuaria ha quedado en los índices mas bajos a nivel mundial.

Dijo que en el país hay cultivos que no son rentables y lo serán nunca debido a que no pueden competir por diferentes razones.

05Jul

AFIPA realiza talleres

Por EVARISTO RUBENS 

Con el propósito de ampliar y multiplicar el manejo y uso responsable de los plaguicidas, la Asociación de Fabricantes, Representantes e Importadores de Productos para la Protección de Cultivos (Afipa) inició una serie de talleres con gremios profesionales, como el Colegio Médico Dominicano, el Núcleo de Ingenieros Agrónomos del Codia y universidades.

Durante más de 20 años, a través de su programa educativo CuidAgro, Afipa ha capacitado decenas de agricultores, aplicadores, técnicos, médicos de los principales centros de salud del país, amas de casas esposas de agricultores, estudiantes de básica de escuelas rurales y de agronomía de institutos politécnicos sobre el manejo y uso responsable de plaguicidas.

En esas capacitaciones, se dan a conocer como se inventan, fabrican y desarrollan los productos usados para la protección de plantas, las nuevas generaciones de productos que funcionan a baja dosis y que son más amigables al ambiente, explicó el presidente de Afipa, Julio Lee.

El taller lo organizó la Fundación Fanucre, Afipa y el Colegio Médico. Los expositores del taller fueron los doctores Rosario Gómez y Bruno Calderón. Por el Colegio Médico y Fanucre participaron Mery Hernández y José B. Pérez. Por Afipa estuvieron Julio Lee, quien inauguró el taller; Luis Pelletier, director ejecutivo, y Wander Díaz, técnico capacitador.

24Jun

AFIPA sugiere un sistema de renovación.

SANTO DOMINGO.-La Asociación de Fabricantes, Representantes e Importadores de Productos para la Protección de Cultivos (Afipa), sugirió este viernes integrar un sistema de renovación educativa para la reforma del sector agropecuario con la formación de nuevos profesionales y capacitación de  técnicos  y  productores.

Ramón Castillo, vicepresidente de Afipa, propuso trabajar en el reforzamiento de la formación del futuro profesional agropecuario con una integración tripartita donde participe el Gobierno, los productores agropecuarios y los centros educativos.

Enfatizó que en la formación de los agrónomos se deben fortalecer las áreas de riego, fertilización, fitosanidad, gestión empresarial y manejo post cosecha, tanto en  campo abierto como en ambiente protegido. El perfil del agrónomo de hoy es muy exigente, pero los salarios y las condiciones laborales son muy bajos.

En  el país hay 12 centros educativos que emiten títulos de Bachiller Técnico Agropecuario y  10 universidades que otorgan el título de ingeniero. En los últimos 10  años se han graduado más de tres mil profesionales en Ciencias Agropecuarias y Veterinaria de las universidades, así mismo más de 4 mil bachilleres técnicos agropecuarios en los últimos 5 años,  muchos de los cuales no tienen trabajo.

Para la formación de un agrónomo con competencia, se requiere implementar un programa de capacitación a los profesores para que  motiven a sus alumnos al autoaprendizaje. La  labor educativa de los profesores es árdua, pero sin el apoyo del Gobierno y el involucramiento de los productores, sus esfuerzos serían limitados.

Castillo señaló que muchos de los centros educativos no dan las horas de prácticas necesarias y no tienen  claro el contexto de enseñanzas para la formación basada en competencias  para que los nuevos profesionales  logren un desempeño efectivo en una actividad productiva concreta,  de modo que puedan  insertarse en el mercado de  trabajo, ya sea a través de instituciones públicas, empresas privadas o para su propio emprendimiento.

Expresó que muchos técnicos agropecuarios terminan el bachillerato técnico y no continúan su carrera de ingeniería agronómica en la universidad por los bajos salarios y las pobres condiciones laborales. Se deben revisar las condiciones laborales de los agrónomos y romper este triángulo que estrangula la producción agrícola. Son muchos los profesionales agrícolas jóvenes sin trabajo y otros con bajos salarios y malas condiciones laborales.

Puntualizó que  el sistema productivo requiere elevar los conocimientos para aumentar la productividad agrícola e incrementar la rentabilidad y competitividad, para lo cual Afipa sugiere establecer un programa de re-educación en  el aparato productivo nacional para tener una agricultura competitiva.

Castillo en una nota enviada a END, dijo que la producción agrícola es una empresa que necesita de un buen manejo de cultivos en los que  es necesario tener profesionales motivados y actualizados.

Sugirió a los productores involucrarse en el sector educativo, visitar los centros de enseñanza agrícola, conversar con los profesores, ofrecer pasantías a los que terminan la carrera, abrirse y apoyar las visitas pedagógicas, etc.

En esta integración gubernamental deben estar los ministerios de Agricultura, el  de Educación y el de Educación Superior Ciencia y Tecnología (MESCyT), las universidades, los centros técnicos educativos agropecuarios e INFOTEP.

Castillo manifestó  que Afipa está en la mejor disposición de participar en la reforma y actualización del sector agropecuario para una agricultura más productiva y rentable para la competitividad.

Indicó que Afipa propone que se haga un programa de reforma del sector silvoagropecuario a partir de un diagnóstico real de la situación, se hagan acuerdos de planes, programas y proyectos por consenso para enfrentar la situación y se identifiquen y aseguren las fuentes de financiamiento para su implementación.

Consideró  necesaria la unificación,  apoyo y colaboración de todos los actores del sector silvoagropecuario, lo cual no tiene espera.

 

Sugirió un gran pacto del sector silvoagropecuario, en el que  se debe trabajar por la seguridad agroalimentaria de la nación con una formación del nuevo profesional agrícola para la competitividad.

01May

AFIPA sugiere actualizar leyes.

La Asociación de Fabricantes, Representantes e Importadores de Productos para la Protección de Cultivos (Afipa), sugirió al Congreso Nacional y a las autoridades correspondientes que actualicen las leyes que rigen al sector agropecuario, como las de Sanidad Animal y Vegetal, que datan de los años 50 del siglo pasado.

El vicepresidente de Afipa, Ramón Castillo, quien habló a nombre de esa entidad, señaló que debido a esa situación han entrado al país en los últimos 20 años muchas de las plagas y enfermedades existentes.

Citó algunas de esas plagas y enfermedades, como Huanglongming, que afecta los cítricos; Sigatoka Negra, las musáceas (plátano, guineo, rulo); Moho Azul, al tabaco; Broca y Roya del Café, que afectan a ese cultivo, y virosis transmitidas por la Mosca Blanca en tomate industrial.

Mencionó además, que al país han entrado nuevas malezas, lo que “es un reflejo de las debilidades crónicas de nuestro sistema de Sanidad Agropecuaria, en particular del Servicio Cuarentenario”.

Precisó que esas plagas y enfermedades le han causado graves daños a la producción agrícolas, causando daños severos a la economía del país.

Castillo afirmó que Afipa es una organización que siempre ha llevado a los productores agrícolas nuevas tecnologías y está en la mejor disposición de apoyar iniciativas para mejorar la productividad y competitividad.

Expresó que el país debe reformar el marco legal fitozoosanitario y sus reglamentos y recordó que la República Dominicana tiene en esa materia más de 40 años de atraso.

Dijo que otras leyes importantes para el desarrollo silvo-agropecuario son las de semillas y de derecho de obtención de variedades de vegetales. Al igual que las leyes de agua y de uso suelo para el ordenamiento territorial, de gran importancia para la agricultura, la pecuaria, el turismo y el desarrollo urbano.

17Ene

Salario de Agrónomos

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-La Asociación de Fabricantes, Representantes e   Importadores de Productos para la  Protección de  Cultivos (AFIPA) sugirió un pacto tripartito entre el Gobierno, las universidades y el sector productivo agropecuario con fines de  mejorar los salarios de los profesionales del agro y aumentar la producción nacional para consumo local y la exportación.

El planteamiento lo hizo  el vicepresidente de AFIPA, Ramón Castillo, ex-director de la Escuela de Agronomía del Politécnico Loyola, de San Cristóbal.

Dijo que con un aumento salarial y mejores condiciones de trabajo, tendremos profesionales agropecuarios más capaces, en beneficio de la producción nacional.

Castillo criticó que el sistema educativo nacional no se actualiza  ni se vincula al sector productivo, en donde debe haber un enlace continuo en las necesidades del sector agropecuario productivo con los centros educativos.

Pidió la consolidación del país  frente a  la inminente situación que se avecina, por la ejecución de los tratados comerciales firmados por el país con otras naciones.

Consideró necesaria la consolidación de apoyo y colaboración de todos los actores del sector silvoagropecuario, lo que cree no puede esperar.